El pH del suelo es la medición de la acidez o alcalinidad en el suelo. En la escala de pH el valor 7 es neutro; debajo de 7.0 es ácido y sobre 7.0 es alcalino.  El pH del suelo afecta los nutrientes disponibles para el crecimiento de las plantas; por lo que en suelos muy ácidos, el aluminio y manganeso se convierten más disponibles y también más tóxicos mientras tanto el calcio, fósforo y magnesio están menos disponible para la planta. 

En suelos muy alcalinos, el fosforo y la mayoría de los micronutrientes 

Leer más...